Blog

Artritis Vs. Artrosis: ¿Conoces la diferencia?

La artritis y la artrosis son enfermedades reumáticas crónicas y degenerativas. Aunque ambas tienen un origen distinto y se manifiestan de maneras diferentes, las personas tienden a confundirlas o a pensar que se trata del mismo padecimiento. A continuación te presentaremos cuales son las diferencias fundamentales entre estados dos enfermedades para que puedas distinguir fácilmente una de la otra.

¿Qué son?

Por su lado, la artritis se caracteriza por ser una enfermedad inflamatoria que afecta a la membrana sinovial específicamente. Esta membrana recubre toda la articulación, por lo que su ausencia repercute negativamente en ellas. Mientras que la artrosis se trata de un proceso degenerativo crónico, este afecta el cartílago, lo que hace que los huesos se rocen entre si acelerando el desgaste de los mismos.

Causas                     

Es importante aclarar que ambas enfermedades pueden prevenirse evitando factores de riesgo como el sobrepeso, sin embargo sus causantes son variadas y muchas veces la aparición de la enfermedad es inevitable.

La artritis suele ser causada por traumatismos externos, enfermedades autoinmunes o por el depósito de cristales acumulados en la membrana sinovial, mejor conocido como gota.

Por otro lado, la artrosis suele llegar con el envejecimiento, es muy común entre los deportistas de élites y personas con obesidad, ya que el constante sobreesfuerzo en la articulación puede ocasionar el desgaste de esta.

Síntomas

La artrosis suele manifestarse con dolor articular, el cual tiende a intensificarse con el movimiento. También se presenta inflamación aunque más moderada que en la artritis, todo esto hace que se limite el movimiento en la articulación afectada. Ya que el dolor es localizado suele mejorar con un periodo de reposo.

En el caso de la artritis el dolor suele extenderse en distintas articulaciones y se presenta con una fuerte inflamación en las áreas afectadas, estas también presentan enrojecimiento, calor, aumento de tamaño y dolor. Estos síntomas tienden a aumentar durante la noche y con el reposo.

Estas enfermedades no tienen una cura definitiva hasta el momento. Sin embargo, existen alternativas sumamente efectivas para controlar estos síntomas y detener el paso de la enfermedad.

El tratamiento con células madre ofrece un alivio para las personas que padecen de estas enfermedades reumáticas.  Al ser un proceso totalmente autólogo (las células provienen de su propio organismo), se evita el riesgo de rechazo por parte del paciente.

Beneficios del tratamiento con Células Madre:

Artritis:

  • Detiene el avance de la enfermedad
  • Estimula la producción de citosinas antinflamatorias en la zona articular
  • Ayuda a la regeneración de tejidos articulares
  • Disminuye potencialmente el dolor

Artrosis:

  • Detiene el avance de la enfermedad
  • Estimula la producción de citosinas antinflamatorias en la zona articular
  • Ayuda a la regeneración de tejidos articulares
  • Disminuye potencialmente el dolor

Solicite su consulta hoy mismo, con mucho gusto evaluaremos su caso.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *