Blog

tejido adiposo

¿Por qué algunas muestras de células madre vienen del tejido adiposo?

Se solía creer que todos teníamos un número determinado de adipocitos y que estos crecían o se reducían dependiendo de la cantidad de grasa que nuestros cuerpos ganaban o retenían, pero ahora tenemos mayor información al respecto.

Es sabido que todos tenemos una población de células madre que existe dentro de su tejido graso que es responsable de reemplazar o reponer los adipocitos maduros, y crecerán con el aumento de peso.

Al unirse al tejido adiposo, esas células madre realmente ayudarán a apoyar la expansión o el aumento de peso. Por lo tanto, puede tomar células madre de una muestra de grasa (imagine todas esas células madre adheridas a sus depósitos de grasa) y colocarlas en otra muestra de grasa para crear una población enriquecida en células que pueda utilizarse para ayudar a crear angiogénesis (el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos) y ayudan al injerto a sobrevivir mejor.

¿Esto significa que la grasa es nuestra amiga?

Cuando se trata de tratamientos terapéuticos de tejidos, ¡lo es!

Tome, por ejemplo, el aumento de senos utilizando este proceso. Al tomar grasa de una ubicación, reubicarla y agregar células madre con la grasa al tejido mamario, puede reducir la reabsorción del tejido graso. Además de poder realizar la transferencia de grasa para el aumento de senos, también puede utilizar las células madre y el plasma rico en plaquetas (PRP) cuando necesite rejuvenecer la piel también.

Un ejemplo sería un paciente que recibió una inyección de células madre más plasma rico en plaquetas sin un injerto de grasa: en este caso, la célula será de naturaleza muy angiogénica, creando nuevos vasos sanguíneos y generando un brillo juvenil. Las células también pueden ayudar con la producción de colágeno, por lo que el paciente consigue una piel más lisa y ayuda con la cicatrización o la aparición de irregularidades en la piel.

Las células madre adiposas también se pueden utilizar para obtener resultados regenerativos en ortopedia. Una técnica típica es aislar el plasma rico en plaquetas de la sangre periférica y combinarlo con células madre del tejido adiposo.

¿Por qué usamos células madre obtenidas del tejido adiposo?

Nuestra preferencia es utilizar las células madre adiposas, nuevamente, debido al volumen masivo de células madre que suministra el tejido adiposo. Podemos obtener alrededor de quinientas veces más células madre de tipo mesenquimatoso, células madre que pueden diferenciarse en una variedad de tipos de células, del tejido adiposo que podemos obtener de la médula ósea. Por esta razón, en la mayoría de los casos utilizamos las células del tejido adiposo en lugar de la médula ósea.

Los tratamientos que utilizan células madre derivadas de grasa (adiposas), en combinación con PRP y otras terapias de medicina regenerativa, están demostrando proporcionar al cuerpo la capacidad de sanar en los casos en que nada más funcionó. Los hallazgos iniciales nos dicen que las células madre asistidas por PRP pueden determinar qué células necesitan replicar, ya sea células de cartílago, células óseas o células de colágeno para ligamentos y tendones, para ayudar al cuerpo a sanar desde adentro.

¿Deseas aplicarte un tratamiento con células madres para tratar enfermedades como artritis, diabetes o disfunción eréctil?

Contáctanos y recibe hasta un 50% de descuento en tu primera consulta.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *