Blog

Descanso

Protege las células madre del envejecimiento prematuro

Si eres una de esas personas a las que les gusta mucho su sueño reparador, o que nunca se compromete a la hora de obtener sus ocho horas completas por noche, ahora tienes una razón más para hacer que dormir toda la noche sea una prioridad.

Un estudio realizado por científicos del Centro Alemán de Investigación del Cáncer descubrió que si bien el estrés ambiental puede dañar el ADN de las células madre hematopoyéticas adultas, una buena noche de sueño puede mantener estas células jóvenes, contribuyendo a una apariencia juvenil y a prevenir el cáncer.

Los patrones de sueño saludables reducen el riesgo de daño del ADN en las células madre

Según investigadores alemanes, en condiciones normales existe una gran cantidad de diferentes tipos de células madre adultas en un estado de latencia dentro del cuerpo humano, pero no pueden dividirse, por lo tanto, no pueden usarse para la regeneración de tejidos. Este estado de latencia protege a las células madre del daño del ADN, manteniéndonos más jóvenes y evitando el envejecimiento prematuro.

Sin embargo, el aumento de los niveles de estrés en todas sus formas, desde infecciones crónicas hasta estrés ambiental, puede desencadenar una división rápida de las células madre, que se activa cuando el cuerpo necesita reparar sus tejidos dañados. En tales condiciones, las células madre latentes pasan de ninguna actividad a una actividad muy alta en un intervalo corto, y este cambio rápido les obliga a aumentar su tasa metabólica y sintetizar nuevo ADN.

Proteja sus células madre para una piel sana y una apariencia juvenil.

El estudio no es el único que demuestra una conexión entre el sueño y la salud de las células madre. Otro artículo, publicado en la revista Cell Research por científicos de la Universidad de California en Irvine, mostró que los ritmos circadianos regulan el metabolismo de las células madre de la piel, y que dormir lo suficiente durante la noche puede mantener una división celular saludable, fomentando la diferenciación de células madre.

Aunque el estudio se realizó en ratones, vale la pena explorar más los hallazgos para determinar si una interrupción en el ritmo circadiano saludable puede alterar la función normal de las células madre, lo que lleva a un envejecimiento acelerado.

Los resultados de este estudio sugieren que mantener patrones de sueño saludables puede prevenir el daño del ADN en las células madre de la piel, mientras que un reloj interno alterado podría conducir a la acumulación de daños en estas células, acelerando el envejecimiento.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *