Blog

¿Pueden las células madre curar lesiones deportivas?

El uso de células madre en medicina ortopédica puede ayudar a reparar diversos tipos de tejido dañado, aprovechando la asombrosa capacidad que tienen las células madre de convertirse en diferentes tipos de células del cuerpo.

El proceso consiste en aislar estas células madre de una muestra de su sangre, médula ósea o tejido adiposo (células grasas) y luego inyectarlo en la parte del cuerpo dañada para promover la curación. El plasma rico en plaquetas (PRP), una suspensión concentrada de plaquetas (células sanguíneas que causan la coagulación de la sangre) y factores de crecimiento, también se usa para ayudar en el proceso de reparación.

Las células madre no solo pueden producir copias de sí mismas, sino que también pueden dividirse y formar hueso, cartílago, músculo y tejido adiposo (grasa) cuando se cultivan bajo ciertas condiciones.

Células madre para deportistas de alto rendimiento

Se ha demostrado científicamente que el uso de células madre para distintas lesiones deportivas han logrado acelerar el proceso de cicatrización de una lesión. Por ende, los deportistas tienen la oportunidad de retomar su entrenamiento mucho más rápido. De esta manera también se evita participar de dolorosas y largas cirugías, con amplio periodo de recuperación. Además, se puede aplicar tantas veces como sea necesario, sin correr el riesgo de crear alergias o rechazos en ninguna de las ocasiones. Este tratamiento es seguro ya que es autólogo (las células provenientes de su propio organismo).

Los números beneficios de la terapia de células madre no se limitan solo a los atletas de alto rendimiento, también aplica para aquellos que practicaban algún deporte por diversión o para mantenerse saludables, y que presentan alguna lesión significativa que los ha hecho dejar esta afición. También ofrece un alivio para las personas que sufren de artritis o artrosis.

Puede solicitar su cita con nuestro especialista hoy mismo. Según sea el nivel de su enfermedad o lesión, este le indicará si efectivamente es candidato para la terapia de células madre y que pasos debe seguir para recuperar su salud a través de este tratamiento.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *